A buen emprendedor pocas razones le faltan para comenzar un negocio. Si te conoces como empresario y tienes todos los recursos fundamentales para montar tu empresa, estos 8 pasos podrán ayudarte a hacerlo.

  1. Materializa tus ideas

Tener ideas es importante, pero no todas funcionan. Por eso tienes que tener claro tu modelo de negocio, no sólo el qué si no el cómo. Cuando dispongas de esos recursos entonces sabrás al menos por dónde empezar.

  1. Sin Marketing no vas a ningún sitio

Básicamente para vender tendrás que conocer a tus clientes, ¿no? Y para eso tendrás que definir los segmentos a los que quieres dirigir tu empresa, por lo que empaparte de las 4 p’s del marketing será algo fundamental (producto, Price, promotion, placement).

  1. Tu estrategia lo es todo

Es la base principal de tu modelo de negocio, una vez conozcas este y a tu público, tienes que saber cómo generarás ingresos, cuáles son tus costes, quiénes serán tus proveedores, cuáles serán tus canales de distribución, de dónde llegarán tus clientes…

Tanto si entras al mercado competitivo con un producto similar al tuyo como si irrumpes en el mercado con un nuevo producto, la estrategia es la clave de tu empresa para establecer unas bases sólidas sobre las que se construirá poco a poco tu negocio.

  1. Aprende sobre lo que otros no saben tanto: Marketing digital

Todos tenemos Redes sociales y smartphones, pero casi ninguno sabemos crear campañas de Google adwords ni de Facebook o hacer un correcto posicionamiento SEO.

Tienes que saber cómo vender online, cómo posicionar tu marca en internet, cómo funciona, testar tu landing, atraer usuarios y, por supuesto, generar conversiones.

5.No escatimes en personal

Las empresas están compuestas por personas, no te olvides. Antes o después necesitarás un partner o un equipo de colaboradores igual de motivados que tú y sin miedo al riesgo. Invierte en personas con el mismo espíritu y capacidad profesional que puedan aportar.

6.Ser CEO es una actitud

Ser CEO no es cuestión de un día, puedes ser el líder de tu empresa, sí, pero ¿eres bueno/a en liderazgo? En momentos de crisis, de ventas, de expansión, cuando no se llega a acuerdos entre socios en todos esos momentos tienes que saber dirigir, tener el control, liderar tu empresa y también debes saber delegar.

7.Piérdele el miedo a la contabilidad

Los ingresos y los gastos, los balances, los asientos, las facturas. Puede resultar abrumador al principio, por eso deberás contar con un método de contabilidad seguro, fiable y ágil para tu empresa para contabilizar tus activos, pasivos y conocer tu patrimonio disponible, crear estados financieros y proyectar tus finanzas con un buen modelo de negocio.

8.Optimiza tu tiempo

Al Igual que contar con un equipo de profesionales, con un plan de negocio, una buena estrategia y tener nociones de marketing digital, emprender tu nuevo negocio te llevará más horas de las que esperabas. Por eso contar con un CRM digitalizar y centralizar tu gestión puede hacerte la vida un poco más fácil.

Abrir Versión Gratuita