1. Inicio
  2. /
  3. Blog
  4. /
  5. Diferencias entre un Despacho…

Diferencias entre un Despacho y un Bufete de Abogados

Despacho, bufete, firma de abogados… Estos conceptos se utilizan indistintamente en el lenguaje popular para definir a las empresas que se dedican al sector de la abogacía.

¿Son realmente lo mismo? ¿Cuál es la diferencia entre despacho y bufete jurídico? En el artículo de hoy vamos a tratar de arrojar algo de luz sobre esta cuestión.

Una de las claves del éxito de las organizaciones dedicadas a la abogacía en los últimos años viene determinada por su capacidad para completar la transformación digital.

Para adaptarse a los nuevos parámetros del mercado, ahorrar tiempo y costes en las tareas y mejorar la calidad de su servicio, es imprescindible contar con un programa gestión despacho abogados dinámico y ágil.

¿Qué es un despacho de abogados?

Según el Consejo General de la Abogacía Española, un despacho de abogados es “una modalidad de ejercicio profesional que ofrece servicios jurídicos”.

Continúa aclarando que esta modalidad profesional define también a una firma, un bufete o un estudio jurídico. Por lo tanto, en términos generales, podríamos afirmar que no existe diferencia entre despacho y bufete jurídico.

Jerarquía en un despacho, bufete o firma de abogados

Los gabinetes jurídicos se organizan de forma jerárquica teniendo en cuenta las funciones asignadas a cada miembro y su grado de experiencia. Según esta clasificación podemos encontrarnos con tres grupos de profesionales:

  •   Socios: Además de ejercer las funciones asignadas a su cargo, son también los propietarios de la empresa.
  •   Asociados: Profesionales que, de forma recurrente o esporádica, prestan sus servicios al despacho, bufete o firma.
  •   Abogados Junior: Estudiantes recién salidos de la carrera.

Diferencia entre un despacho y una firma de abogados

Si bien es cierto que el concepto de despacho abarca también las actividades de los bufetes y las firmas, y que por lo tanto no existe una gran diferencia entre despacho y bufete jurídico, sí que podemos apreciar diferencias a nivel organizativo y de volumen de trabajo entre un despacho y una firma de abogados.

Cuando hablamos de despacho o bufete definimos una estructura única con una sede principal reconocible en la que todos los profesionales organizan su agenda y sus reuniones.

Sin embargo, en el caso de las firmas de abogados, tanto el volumen de trabajo como su presencia a nivel geográfico son mucho más amplias. Incluso podemos encontrar firmas de abogados que operan en distintos países bajo una identidad común.

Cuáles son las similitudes entre un despacho y una firma de abogados

A pesar de que el volumen de trabajo y su alcance territorial son diferentes, el nexo común entre un despacho y una firma de abogados es la actividad que desempeñan sus profesionales.

  •       Estudio completo de los casos para los que son contratados.
  •       Conocimiento y consulta de las legislaciones aplicables a cada expediente.
  •       Defensa de los derechos de su cartera de clientes.
  •       Representación legal de sus clientes ante los tribunales.
  •       Redacción de contratos y documentos jurídicos.
  •       Gestión documental de tramitaciones ante la administración, notificaciones y envíos.

Buena parte de estas tareas puede automatizarse gracias a los programas de gestión para despachos de abogados. ¿Todavía no has implementado uno en tu organización?