Blog / Empresas

Cuadros de Mando, un aliado del trabajador

El Cuadros de Mando es un aliado del trabajador

Los avances tecnológicos deben servir para hacernos la vida más fácil. Tanto las empresas como sus empleados tienen mucho que ganar con la implementación de un software Cuadros de Mando. A través de él podemos conocer y, por ende, reconocer el esfuerzo y la eficacia de la plantilla de un negocio. Esta herramienta no es un enemigo, es un aliado del trabajador.

Puede parecer una obviedad a estas alturas, pero nunca está de más recordarlo. Los trabajadores felices son más productivos. Y los trabajadores que se sienten valorados se comprometen más con sus empresas.

Por el contrario, la infelicidad y la falta de reconocimiento son campo abonado para el desinterés, con la consecuente caída de la productividad.

Por ello, cuidar a los trabajadores es la mejor forma que tiene un empresario de cuidar su negocio.

La solución Cuadros de Mando, retroalimentándose con el software CRM, permite al empresario conocer mejor a sus clientes, pero también a sus empleados.

La productividad mejora la vida de las personas

A menudo se ha creído que un buen trabajador es aquel que echa muchas horas en su puesto. Incluso más de las que indica su contrato o de las que le van a pagar. Confundiéndose, de forma perniciosa, productividad con presentismo laboral.

Lo cierto es que una cosa y la otra se parecen lo mismo que un huevo a una castaña. En la era digital se han multiplicado los trabajos que no requieren de presencialidad. Un fenómeno que se ha acelerado con la pandemia. De tal forma que el teletrabajo se ha abierto paso en nuestras sociedades.

Por lo que hay que explorar herramientas que permitan que el trabajo sea más eficiente y la productividad de las empresas aumente. Y ahí es donde entran el Cuadros de Mando y los softwares de gestión integral de las empresas, como el de MN program. Desde la contabilidad hasta la facturación, pasando por las bases de datos o el control horario.

Precisamente, la cuestión horaria es capital. Cada día que pasa las personas están más preocupadas por su tiempo libre. Por tener horas para pasar con su pareja, criar a sus hijos, disfrutar de sus hobbies o poner en marcha proyectos personales. El tiempo es extremadamente valioso. Aunque el ser humano haya intentado encontrar el elixir de la vida eterna, aún no lo ha logrado.

 

Una herramienta de presente y de futuro

De ahí que estén surgiendo experimentos empresariales para limitar las jornadas laborales y apostar por la productividad. Precisamente el software Cuadros de Mando permitiría observar si dichas experiencias son exitosas. Es decir, que si trabajando menos días a la semana, los resultados de la empresa no solo no se resienten, sino que se consolidan, porque sus trabajadores son más eficientes durante sus jornadas laborales.

Esto demuestra no solo la utilidad del Cuadros de Mando, sino también su inmenso potencial de futuro, para mejorar los negocios y para convertirse en un aliado del trabajador. De ahí que aquellos negocios que no lo implementen estarán en situación de inferioridad en un mundo cada vez más digitalizado.

(Re)conocer el esfuerzo y la eficiencia del trabajador

Más allá de sus potencialidades, este software es, ya, una herramienta eficaz para premiar la productividad y el esfuerzo de los trabajadores.

Veamos un ejemplo. Un bufete de abogados tiene cuatro trabajadores en su área mercantil, a los que retribuye con los mismos salarios. Los resultados del departamento son positivos, así que la dirección está satisfecha.

Sin embargo, si contaran con un Cuadros de Mando, podrían estudiar cuántas horas le dedica cada abogado a cada cliente y cuánto facturan por su trabajo. Lo que a priori parecía una línea de negocio optimizada, en realidad es una profundamente disfuncional. El trabajo de uno de los abogados genera los mismos ingresos que el de sus tres compañeros juntos.

Al ver que su esfuerzo y talento no se valoran, el trabajador está insatisfecho y abierto a recibir ofertas de otros despachos. Lo cual podría generar una crisis en el negocio, dejando maltrecha a uno de sus departamentos. Una crisis, tanto para la empresa, como para el trabajador, que podría evitarse con un software Cuadros de Mando.

Así, este programa podría convertirse en el aliado del trabajador, mostrándole a sus superiores todo el valor de su desempeño profesional.

El Cuadros de Mando es un aliado del trabajador eficiente

Potenciar y retener el talento

Desde el otro lado de las relaciones laborales, la solución Cuadros de Mando es clave para los empresarios que quieren tener contentos a sus trabajadores. Con el objetivo claro de detectar, potenciar y retener todo el talento que ya tienen dentro de su organización.

Si el bufete del que hablamos antes hubiera tenido un Cuadros de Mando, habría detectado con rapidez que uno de sus abogados no estaba siendo retribuido en función de su eficiencia, mejorando sus condiciones económicas y evitando, en primer lugar, la desafección.

En segundo lugar, podrían haber potenciado la carrera de este abogado, no solo aumentándole la remuneración, sino ofreciéndole un ascenso jerárquico o que pase a participar en la toma de decisiones.

Y, en última instancia, evitarían que ese empleado tan valioso abandonara el bufete y se fuese con la competencia. Lo cual implicaría una crisis interna y un fortalecimiento de los rivales.

Esto mismo sería extrapolable a cualquier negocio. Una escuela infantil, un estudio de arquitectura o de ingeniería… Todas las empresas necesitan saber cuán valiosos son sus trabajadores. Y a los empleados les conviene que los negocios sean conscientes de su talento.

Valorar el trabajo bien hecho

De ahí que digamos que este programa pone en valor el trabajo bien hecho. Y contribuye a que las empresas sean capaces de discernir qué trabajadores merecen ser promocionados y cuáles deberían ponerse las pilas.

El Cuadros de Mando no es una herramienta para controlar al trabajador, sino para valorar de forma justa y eficiente su desempeño. Un aliado del trabajador que dé lo mejor de sí, siendo productivo y cumpliendo con los objetivos que se esperan de él. O incluso superándolos.

En cambio, mostrará a la empresa qué trabajadores no son eficientes. Cuáles pasan muchas horas en su puesto de trabajo, pero ello no se traduce en beneficios, ni en servicios bien prestados a los clientes.

Tomemos otro ejemplo. En una clínica dental hay dos odontólogos. Uno solo acude tres horas al día. Sin embargo, cuenta con una cartera de clientes sólida y fiel.

Durante esas tres horas no para de trabajar, de forma profesional y eficiente. El otro, en cambio, trabaja cinco horas al día. En ese tiempo atiende al mismo número de clientes que su compañero. Sin embargo, tiene ratos muertos en su jornada y trabaja de forma más lenta. Ambos generan los mismos ingresos, pero uno es productivo y el otro… no tanto.

De tal forma que el software Cuadros de Mando pondría en valor el trabajo del primero, frente al del segundo.

Estamos hablando de un software que ofrece un sinfín de beneficios, erigiéndose en una herramienta al servicio del empresario, pero también en un programa que es un auténtico aliado del trabajador.

Descubre nuestro trabajo en www.mnprogram.com

Visítanos en nuestra sede.