Oferta limitada: Alta GRATIS. 

Accede a la Bonificación solo quedan 8 altas

¿Cuántas inspecciones revisa Hacienda?

Saber cuantas inspecciones revisa Hacienda es importante para defender los derechos de los contribuyentes


Muchos empresarios se han hecho en algún momento la misma pregunta: ¿Cuántas inspecciones revisa Hacienda por un mismo motivo?

Pocos funcionarios públicos son más temidos que los inspectores de Hacienda. Estos profesionales se encargan de investigar y comprobar todos los elementos relacionados con las obligaciones tributarias de las empresas y el resto de contribuyentes. De tal forma que entre sus facultades están el examen de libros contables, facturas, justificantes, datos de los programas de facturación y demás información relacionada con las actividades económicas. Este examen se lleva a cabo en el transcurso de lo que popularmente conocemos como inspecciones de Hacienda y puede incluir, también, la visita presencial de los inspectores a establecimientos donde se desarrollen actividades económicas.

La Ley General Tributaria (LGT) establece que los obligados tributarios deberán atender a la inspección y colaborar con ella. Lo cual no implica, obviamente, que no existan límites a las labores de inspección y los contribuyentes vean protegidos sus derechos. Precisamente, estas cuestiones son las que han motivado una pregunta clásica que se han hecho muchas personas y, sobre todo, los empresarios y cargos directivos de negocios: ¿Cuántas inspecciones revisa Hacienda? ¿Los inspectores pueden investigar todas las veces que quieran los mismos hechos?

A continuación, vamos a resolver esta pregunta, profundizando en las claves de las inspecciones tributarias.

¿En qué consisten las comprobaciones limitadas?

En primer lugar, para responder a la pregunta sobre cuántas inspecciones revisa Hacienda, es importante establecer que no son lo mismo las comprobaciones limitadas que los procedimientos de inspección.

A través de las comprobaciones limitadas, los inspectores solo pueden llevar a cabo una serie de actuaciones claramente establecidas en la LGT:

  • Examen de los datos de las declaraciones tributarias y de los justificantes presentados por los obligados tributarios.
  • Examen de los datos y antecedentes en poder de Hacienda que evidencien un hecho imponible o una obligación tributaria no declarados.
  • Examen de los registros y documentos, como los libros contables o las facturas para constatar si la contabilidad coincide con la información que tiene Hacienda.
  • Requerimientos a terceros para que aporten información y documentos que ayuden a comprobar la veracidad de la información tributaria.

Hacienda inicia de oficio este procedimiento y debe notificar al investigado:

  • La naturaleza y alcance de las comprobaciones.
  • Sus derechos y obligaciones.

Cómo termina una comprobación limitada

Las comprobaciones limitadas pueden terminar de tres formas diferentes:

  • Por caducidad, cumplidos 6 meses desde que se notifica su inicio. Si bien, Hacienda puede volver a iniciar el procedimiento dentro del plazo de prescripción de las infracciones tributarias de 4 años.
  • Por resolución de Hacienda en la que se establezca:
    • La obligación tributaria o los elementos de la misma que han sido objeto de comprobación.
    • Las actuaciones concretas que se han llevado a cabo.
    • Los hechos y fundamentos de derecho que motivan la resolución.
    • O bien la liquidación provisional para regularizar la situación tributaria, o bien la «manifestación expresa» de que no s necesaria ninguna regularización.
  • Por el inicio de un procedimiento de inspección en el que se incluya el objeto que se investigaba a través de la comprobación limitada.
La Justicia ha puesto coto a cuantas inspecciones revisa Hacienda

Cuántas inspecciones revisa Hacienda sobre el objeto de una comprobación limitada

Habida cuenta de lo que venimos de exponer, cabe preguntarse cuántas inspecciones revisa Hacienda empleando esta vía. El artículo 140 de la LGT establece que una vez que Hacienda haya dictado una resolución no podrá efectuar en el futuro una nueva regularización del «objeto comprobado».

De tal manera que no se podrían revisar los mismos hechos investigados previamente a no ser que «se descubran nuevos hechos o circunstancias que resulten de actuaciones distintas de las realizadas y especificadas» en la resolución.

¿Qué supone esto? Que, como ha sentenciado la Justicia en múltiples ocasiones, Hacienda no puede comprobar dos veces los mismos hechos. De esta manera, se protege a los contribuyentes frente a la arbitrariedad de la Administración tributaria, se les dota de seguridad jurídica y se obliga a Hacienda a llevar a cabo todas las comprobaciones desde el primer momento.

¿Qué son los procedimientos de inspección?

Frente a las comprobaciones limitadas, los procedimientos de inspección son mucho más amplios. De hecho, la LGT sostiene que los procedimientos de inspección «tendrán carácter general en relación con la obligación tributaria y período comprobado», salvo que las actuaciones no afecten a todos los elementos de la obligación tributaria.

A diferencia, también, de las comprobaciones limitadas, estos procedimientos pueden ponerse en marcha de oficio, pero también a petición del obligado tributario, en el caso de que esté siendo objeto de una inspección parcial. Además, sus plazos son mayores. 18 meses con carácter general y 27 meses cuando se produzca alguna de las circunstancias recogidas en la ley.

En lo que sí coinciden ambos procedimientos es en que resulta obligatorio que al inicio de la inspección se informe sobre la naturaleza y el alcance de las actuaciones a los investigados.

Dicho lo cual, ¿es posible que Hacienda inspeccione unos hechos comprobados en una comprobación limitada previa?

El efecto de preclusión limita cuántas inspecciones revisa Hacienda sobre un hecho ya comprobado

La jurisprudencia de los tribunales españoles ha ido perfilando con el paso del tiempo que el artículo 140 LGT establece un efecto preclusivo sobre los conceptos y hechos analizados durante una comprobación limitada y que han sido objeto de resolución. De tal manera que un procedimiento de inspección general no puede volver a investigarlos. El objetivo de limitar cuantas inspecciones revisa Hacienda es dotar de seguridad jurídica a los contribuyentes.

Por ello, se considera que si la comprobación limitada termina con una resolución, el objeto de la misma no podrá ser reevaluado a posteriori, tampoco durante el transcurso de una inspección general, salvo que se descubran nuevos hechos o circunstancias.

Mientras que la preclusión de lo comprobado no entra en juego en caso de que ese procedimiento acabe por caducidad o por el inicio de un procedimiento de inspección.

La Justicia ha limitado cuántas inspecciones revisa Hacienda por el mismo hecho imponible

¿Qué sucede cuando termina un procedimiento de inspección?

Si antes observamos las tres vías por las que termina una comprobación limitada, ahora debemos señalar cómo finalizan los procedimientos de inspección: la extensión de actas en las que se incluyan los resultados de las actuaciones de comprobación e investigación y se proponga una regularización de la situación tributaria o se declare que la situación es correcta.

Las actas son documentos públicos y «hacen prueba de los hechos que motiven su formalización, salvo que se acredite lo contrario». Por ello, al hablar de cuántas inspecciones revisa Hacienda hay que tener en cuenta que las actas ponen fin a la comprobación e investigación sobre los elementos de un hecho imponible. Por lo que los inspectores no volverán a investigarlos una vez que se haya extendido el acta.

Asimismo, cabe señalar que las actas pueden ser con acuerdo, de conformidad o de disconformidad. Y sus efectos difieren en aspectos clave como los recursos que se pueden presentar o los beneficios en el pago de las sanciones.

¿Por qué es importante disponer de un programa de facturación para afrontar las inspecciones de Hacienda con éxito?

Habida cuenta de lo que hemos expuesto, resulta evidente que la legislación y la tribunales de Justicia han limitado cuántas inspecciones revisa Hacienda, imposibilitando que se puedan comprobar los mismos hechos imponibles dos veces.

Más allá de esta circunstancia, resulta evidente que una inspección tributaria supone una situación de estrés para la mayoría de empresas y negocios. Puesto que las sanciones tributarias pueden lastrar los resultados de un negocio y afectar a su credibilidad.

Para afrontar las inspecciones tributarias con éxito es fundamental contar con el asesoramiento profesional de despachos de abogados y asesorías especializados en el ámbito fiscal, pero también resulta de gran ayuda realizar la facturación, la contabilidad y la cumplimentación de los modelos tributarios a través de un programa de facturación. ¿Por qué?

  1. Los software de facturación reducen los errores humanos y disponen de herramientas para detectarlos y subsanarlos.
  2. Los datos y documentos financieros y contables quedan almacenados de forma segura y son accesibles en todo momento, lo que facilita que se lleven a cabo las labores de inspección en el menor tiempo posible.
  3. Un programa de facturación integral automatiza la cumplimentación de los modelos tributarios de las empresas trasvasando los datos de la facturación y la contabilidad a estos.
  4. La comprobación de los modelos tributarios antes de generar los archivos XML y subirlos a la plataforma de Hacienda es ágil y sencilla. De tal manera que se reduce la posibilidad de que Hacienda decida llevar a cabo una comprobación de los datos de una declaración.
  5. Toda la información está sistematizada, por lo que resulta fácil poner a disposición de Hacienda los documentos que requiera en el transcurso de una inspección.

Recomendados

Comparte

Prueba gratis durante 7 días

Sin compromiso.
Sin tarjeta de crédito.
Soporte

Suscríbete a nuestro newsletter

MicrosoftTeams-image (5)
Solicita la oferta Plan Digital de MN program.

He leído y acepto el aviso legal y recibir comunicaciones.

Contacto

Te llamamos