Blog / Empresas

Transformar la comunicación negocio-cliente

Una buena comunicación negocio-cliente puede transformar una empresa

Desde pequeños nos repiten que una de las características del ser humano es la capacidad de comunicarnos con un altísimo nivel de precisión y complejidad. Si no tuviéramos la capacidad de intercambiar información que tenemos, jamás podríamos haber avanzado tecnológicamente como lo hemos hecho. Todo conocimiento necesita poder ser comunicado para tener un impacto real en la vida de las personas. Todas estas cuestiones nos conducen, en el plano comercial, a poner en valor la comunicación negocio-cliente como una de las claves de éxito de un negocio.

La digitalización ha transformado muchas cosas. No por nada decimos que ha puesto patas arriba nuestras vidas, fundiendo lo virtual con lo físico. Pero el ámbito de la comunicación se ha visto especialmente afectado. Pensemos en cómo era nuestra vida antes de que existieran las aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp o Telegram. La forma de comunicarnos ha cambiado para siempre, por eso es fundamental entender las claves de la comunicación en el S. XXI y usarlas a nuestro favor.

Volviendo al ámbito comercial, a nadie se le escapa que una buena comunicación negocio-cliente puede ayudar a una empresa a vender más, pero también a funcionar mejor internamente y a sacarle el máximo partido al trabajo que llevan a cabo sus profesionales.

A continuación, analizamos cómo se puede transformar la comunicación negocio-cliente empleando el software de gestión integral de MN program.

Automatizar el envío de información

A lo largo de la Historia, la mayoría de la población ha tenido un acceso extremadamente limitado a la información. Sin embargo, la extensión de internet ha democratizado, en buena medida, la posibilidad de abastecerse de conocimientos. El problema ya no reside, tanto, en el acceso a la información como en la capacidad de llegar a los datos que nos interesan dentro del tsunami informativo.

Desde el punto de vista de un negocio que desea suministrar información relevante a sus clientes, reales o potenciales, la cuestión también es compleja. ¿Cómo conseguimos informar a nuestros consumidores con éxito y sin tener que invertir mucho tiempo o dinero?

Como en muchísimas otras áreas socioeconómicas, la automatización se abre paso. El módulo de Email y Whatsapp de MN program permite a los negocios automatizar el envío de comunicaciones a sus clientes.

Desde mensajes para recordarles citas concertadas hasta campañas de mailing con las últimas novedades de su campo de negocio o con ofertas personalizadas. Lo que antaño podía llevar decenas de horas, ahora se puede hacer mediante un simple clic.

La automatización y programación del envío de información facilita la comunicación negocio-cliente y le ofrece a este último los datos que necesita saber, sin tener que invertir tiempo en conseguirlos.

Comunicación negocio-cliente: una interrelación permanente

Antes hablamos de Whatsapp o Telegram. Pues bien, este tipo de herramientas, pero también el correo electrónico, anterior a ellas, han provocado que hoy en día nos podamos comunicar permanentemente desde cualquier parte del planeta. Esto se da en el ámbito personal, pero también en el profesional y en el comercial.

Mediante un software de gestión integral, como el de MN program, se puede lograr una comunicación negocio-cliente permanente. ¿Por qué es importante esto?

Cuanto más cercano se encuentre una empresa o autónomo de los consumidores de sus productos o servicios, más satisfechos estarán estos y, por lo tanto, se mostrarán más propensos a comprar.

Hay que señalar, eso sí, que una interrelación permanente no puede significar, bajo ningún concepto, que una empresa lleva a cabo una comunicación invasiva. Por ello, es fundamental saber emplear las herramientas de la comunicación digital y, sobre todo, amoldarse a las necesidades informativas y deseos de los clientes.

Podemos observarlo mejor a través de un ejemplo. Una asesoría puede poner en marcha una campaña de mailing periódica con los recordatorios fiscales. Una información extremadamente interesante para sus clientes, que estos agradecerán enormemente y que, además, le ahorrará tiempo al negocio, puesto que se evitará llamadas y correos electrónicos con preguntas y peticiones.

Además, aunque pueda parecer obvio, la comunicación implica bidireccionalidad y, por lo tanto, que los clientes se puedan comunicar de forma ágil y sencilla con los negocios. Un software de gestión integral cubre esta dimensión con éxito. Los clientes pueden interaccionar con el negocio a través de la plataforma de Acceso Clientes, el correo electrónico, el whatsapp corporativo, las llamadas telefónicas…

Optimizar el tiempo

En un negocio hay múltiples tiempos en juego. Los de cada uno de sus trabajadores, los de los clientes y proveedores, los de los servicios y productos que se realizan y comercializan… El tiempo es un bien preciado para todos y para todo.

La comunicación negocio-cliente es clave para reducir tiempos administrativos y burocráticos y agilizar los procesos, tanto comerciales como de gestión.

1. Comercial

Herramientas de marketing y de transmisión de información como las campañas de mailing ahorran mucho trabajo comercial. Lo que antes se tendría que hacer de uno en uno, ahora se puede personalizar y automatizar a la vez.

Del otro lado de la comunicación negocio-cliente, un consumidor que tenga a su alcance de forma inmediata, clara y atractiva toda la información sobre los servicios o productos de un negocio podrá comprar con mayor facilidad. Y se verá más propenso a ello.

Las campañas de marketing en la era digital han revolucionado por completo la tarea comercial. Los clientes demandan un mayor nivel de información y los negocios deben estar preparado para suministrarla de tal forma que sean capaces de captar su atención y, a la vez, no tengan que invertir una enorme cantidad de recursos humanos y económicos en ello. Un buen software de gestión integral facilita esa labor, mediante la interrelación entre diferentes soluciones como un software CRM, un módulo de correo o un programa Cuadros de Mando.

2. De gestión

Muchas de las tareas que lleva a cabo una empresa o autónomo dependen, directamente, de la comunicación negocio-cliente. Si ésta es buena, las acciones se agilizan, si es mala, se retrasan. Veámoslo con un ejemplo.

Un abogado o un procurador están llevando un caso, para ello necesitan, en varios momentos del proceso, que el cliente les proporciono diversos documentos. Si se automatiza el envío de un mail al cliente cada vez que se produce un cambio en su expediente, es más fácil que incorpore de inmediato la documentación que haga falta para que el abogado o el procurador pueden hacer su trabajo.

¿Qué se ha logrado con una buena comunicación negocio-cliente? Que ni éste, ni los profesionales tengan que esperar más de la cuenta e invertir más tiempo en acciones mecánicas como demandar un documento o subirlo a la plataforma de Acceso Clientes.

Todo esto es válido, también, para un estudio de arquitectura que está gestionando la aprobación de un permiso de obra o para una gestoría que tiene que cumplimentar modelos tributarios. Los clientes necesitan información, pero los profesionales detrás de los negocios también. De lo contrario no pueden llevar a cabo su trabajo con dilación y éxito.

Mediante una comunicación negocio-cliente optimizada, se pueden reducir los costes de una empresa

Dar autonomía al cliente

Para que la comunicación negocio-cliente esté perfectamente engrasada es fundamental dotar a éste de autonomía en la relación. Un cliente autónomo, que puede hacer por sí mismo muchas de las acciones que desea, sin tener que generar cargar administrativas para el negocio, es un bien extremadamente preciado para cualquier empresa o autónomo.

Un software de gestión integral, además de ser una herramienta extremadamente útil para los trabajadores y los negocios, también ayuda a los clientes. Por ejemplo, el programa de MN program proporciona a las empresas un Acceso Clientes, a través del que estos pueden acceder a toda la información relativa a sus expedientes. No solo pueden subir allí directamente documentación, como apuntamos antes, sino que también pueden consultar la evolución de su caso. Que bien puede ser una cuestión jurídica, pero también un proyecto de arquitectura o ingeniería o facturas y modelos tributarios.

Es más, desde el Área de Clientes, se puede consultar, por ejemplo, a qué hora y qué día es una cita previamente concertada.

A lo largo de este artículo hemos hecho hincapié en la importancia de comunicarse con los clientes y, sobre todo, en la capacidad de proveerlos de información sin generar costes, más bien al contrario: reduciéndolos. Dotarlos de autonomía supone llevar la comunicación negocio-cliente un paso más allá.

Un cliente que tenga acceso efectivo a toda la información que desea conocer, además de encontrarse mucho más satisfecho, solo se pondrá en contacto con la empresa o autónomo para cuestiones realmente importantes y que requieren un servicio profesional. En cambio, las tareas administrativas, burocráticas y puramente informativas pueden llevarse a cabo de forma eficiente y automatizada mediante un software de gestión integral.

Aumentar ventas y reducir costes

¿En qué desemboca todo lo que hemos ido desgranando? En algo que persiguen todos los negocios: aumentar las ventas y reducir los costes.

Aún en plena era de la información, tras haber convertido a nuestros teléfonos móviles en extensiones de nuestros cuerpos, seguimos sin darle a la comunicación la relevancia que merece.

Pero lo cierto es que pensar bien la comunicación negocio-cliente es una cuestión estratégica de primer orden para las empresas y los autónomos. No solo para prestar una buena atención al cliente y lograr buenas valoraciones por parte de los consumidores. Sino porque tiene el potencial de transformar el negocio, tanto a nivel comercial como organizativo.

Una comunicación óptima y una información atractiva reduce tiempos administrativos y costes humanos y económicos. Y, además, aumenta las ventas. Un cliente satisfecho y que puede consultar cuando desee las ofertas de un negocio, está más cerca de consumir. La comunicación negocio-cliente tiene el potencial de revolucionar la conversión de oportunidades en ventas.

Transformar una organización a través de la comunicación negocio-cliente

Además, solo a través de la comunicación un negocio puede saber qué opina un cliente sobre sus servicios y productos. Lo cual es absolutamente fundamental para poder mejorarlos y ajustarlos a las necesidades y deseos de los consumidores. De ahí que una buena relación comunicativa pueda acabar modificando el funcionamiento de la organización y las características de lo que hace y vende.

En definitiva, la comunicación negocio-cliente se encuentra en la médula espinar de la estrategia de negocio. Una empresa que no pone en valor esta dimensión de su actividad, corre el riesgo de generar desafección en sus clientes, reales y potenciales, a la vez que se pierde numerosas oportunidades para optimizar su funcionamiento, reducir sus costes y aumentar sus ventas.

El software de gestión integral de MN program conjuga sus diferentes módulos para poner las mejores herramientas al servicio de los negocios y que estos puedan comunicarse de forma exitosa con sus consumidores.

Descubre nuestro trabajo en www.mnprogram.com

Visítanos en nuestra sede.